:: República Argentina :: Sede Centro | Sede NOA | Sede NEA | Sede Cuyo | Sede Patagonia Norte ::

 


 

 

13.5.2016
NOTICIAS DE LA ENERC
EN PRIMERA PERSONA

Hoy escriben Soledad Mariel Fernández y Milena Michán, egresadas que participaron, como directora y productora respectivamente, del Encuentro Internacional de Escuelas de Cine “Moviement”, en Lleida, España.

Escena 1
Un email del Rector de la ENERC, Pablo Rovito, nos informa que estamos invitadas a participar de un proyecto llamado “Moviement” que consiste en generar una obra audiovisual en conjunto con las escuelas de cine ESCAC (Barcelona) y ECAM (Madrid). Para eso vamos a tener que viajar a Lleida, un pueblo de Catalunya, España, para un encuentro con los otros participantes del proyecto y para conocer la Fundació Sorigué, patrocinadora y creadora de esta idea junto con la Mostra de Cinema Latinoamericá de Catalunya.
Difícil rechazar una oferta así. La oportunidad de viajar y filmar en otro país no es algo que se presente todos los días. Así que organizamos un poco nuestras vidas y nos sumamos a este proyecto que en principio implica viajar en Abril de 2015 para gestar el inicio del proyecto y generar el guión, viajar nuevamente en Julio del mismo año a filmar, hacer la postproducción aquí en Argentina, en la ENERC, y luego viajar un año más tarde a Lleida para mostrar el resultado final en la Mostra 2016.

Escena 2
En la oficina del Rector nos enteramos que el proyecto es prácticamente un experimento por lo que nos dan total libertad de hacer lo que querramos. También nos vemos las caras por primera vez las implicadas en “Moviement” por parte de Argentina: Milena Michán, productora y Soledad Mariel Fernández, directora. Fue una reunión que nos dejó más preguntas que respuestas pero que aumentó la expectativa y ansiedad de viajar.
Escena 3
Doce horas de viaje a Madrid y luego otro avión hasta Barcelona. Un tren de alta velocidad hasta Lleida. Un viaje de una hora en una combi hasta Balaguer, nuestro nuevo hogar por una semana. Un señor pelady y de traje, extremadamente amable, llamado Josep, nos recibió en nombre de la Fundació y nos mostró el lugar donde nos íbamos a hospedar: una antigua masía en el medio del campo, reciclada y muy modernosa, con muchas habitaciones. La primera de muchas sorpresas que nos esperarían en este viaje.

Escena 4
Por la tarde llegó el resto de los integrantes del proyecto: Xavi, el productor de la ESCAC y Marc, el director de la misma escuela; Elena y Elena, ambas guionistas de la ECAM. Nina, documentalista de la ESCAC y Laura, realizadora de la Universidad de Lleida, ambas encargadas de producir un documental sobre la experiencia que estábamos por vivir. Nos juntaron y nos presentaron las condiciones del proyecto: realizar una obra audiovisual de temática y duración libre, que debía ser filmada en la Plana del Corb, cantera de donde la empresa Sorigué extrae piedra para sus negocios. Además de tener que pensar el guión durante este primer viaje, tendríamos diversos talleres con personas de las más variadas disciplinas artísticas que nos aportarían una mirada sobre el arte contemporáneo. Tendríamos dos tutores que nos ayudarían y guiarían en el proceso, uno de ellos era Miguel Cohan, guionista y director de cine argentino, también instructor de la ENERC.

Escena 5
La plana del Corb. Una cantera de donde se extrae piedra que parece un lugar de ciencia ficción, un desierto, un lugar industrial, un lugar bíblico. La locación era increíble para filmar así que pensar una historia que sucediera allí era lo primero que teníamos que hacer. Tras varias charlas y clases de arte, en los ratos libres pensábamos la idea entre todos. Así pasó una semana y tuvimos que marcharnos con el principio de una idea común que deberíamos a la distancia volver un guión posible de filmar.

Escena 6
Por Skype e e-mail nos comunicábamos cada tanto para avanzar en la historia. La distancia complicaba un poco las cosas pero finalmente logramos dar con una versión final del guión para el mes de Junio. Eso nos dejaba un mes para preproducir desde Argentina, un rodaje que se realizaría en España. Nada fácil. Nos enviaron fotos y videos del scouting, armamos el guión técnico, hablamos vía skype con la actriz elegida, Jeanne -una performer francesa-, conocimos a los otros integrantes del equipo técnico (la directora de fotografía, de arte, etc.,) y nos mantuvimos lo más informadas que pudimos sobre el avance del proyecto.

Escena 7
Julio. Un avión directo a Barcelona y el tren de alta velocidad hasta Lleida. Desde allí un auto hasta Balaguer. Otra vez la masía, pero con otra parte habilitada con más habitaciones y mejores prestaciones. Conocimos en persona al equipo técnico y terminamos de preparar todo ya que sólo nos quedaban dos días para filmar.

Escena 8
Tres días de rodaje. Mucho calor, así que adoptamos el estilo de rodaje europeo de verano que comienza al amanecer y finaliza al mediodía. Todo resultó bien. Pudimos cumplir con el plan de rodaje y nos gustaron mucho los planos logrados. Por la tarde descansábamos y visualizábamos el material filmado, además de preparar todo para el rodaje del día siguiente. Fue complejo filmar, con más de 40 grados de calor, y resolviendo sobre la marcha problemas y dificultades de producción, típico de cada rodaje, pero estando en otro país.
El trabajo con la actriz fue muy placentero a pesar de no haber habido ensayos y ella se comprometió mucho con el proyecto. El trabajo con el equipo técnico también resultó muy bien, ya que la directora de fotografía y la directora de arte realizaron excelentemente su trabajo. El sonido se tomó solo como referencia ya que sabíamos que iríamos a doblaje por el ruido de las máquinas del lugar.

Escena 9
Fin de rodaje. Despedida. Vuelta a Argentina con todo el material para iniciar la postproducción acá.

Escena 10
Ailín Emilio fue la egresada de la ENERC elegida para realizar el montaje y el Rector nos dio la oportunidad de realizar el sonido con Carlos Abbate, reconocido sonidista argentino y Coordinador de la Carrera de Sonido de la ENERC.
El proceso de montaje fue muy interesante y laborioso. Nos costó bastante pero logramos llegar a un corte final aprobado por todos los integrantes del proyecto. La edición de sonido fue muy divertida ya que tuvimos que reconstruir el mundo sonoro del corto desde cero y gracias a la ayuda de Abbate, logramos un sonido muy impactante, que aportó muchísimo al resultado final. La mezcla la realizamos en el Microcine de la ENERC, que funciona como isla de edición de sonido gracias a las reformas que se hicieron en este último tiempo.
La corrección de color también la hicimos en la ENERC junto a Laura Viviani, que logró darle el clima y color buscado al corto.
Finalmente, logramos juntar todas las piezas del rompecabezas y dar con el armado final del proyecto que titulamos “Moviement”.

Escena 11
Abril del año 2016.  Volvemos a emprender el largo viaje a Lleida para mostrar el corto terminado en la 22º Mostra de Cinema Latinoamericá de Catalunya.  Nos reencontraremos con los otros integrantes de esta experiencia, esperando que este proyecto que tanto tiempo nos ha demandado se encuentre listo y terminado, para comenzar a tomar vuelo, cuando logre ponerse en contacto con el público.

Escena 12
Jueves 14 de abril, finalmente el cortometraje y su documental se proyectan en el Auditorio de la Universidad de Lleida. Se presenta el proyecto, se muestran los cortometrajes, se responden preguntas al público presente, se habla con la prensa local. Los sentimientos que inundan el momento: alegría y felicidad, el proyecto está librado a su propia suerte de futura exhibición. El objetivo se ha cumplido.

Escena 13
Pensamos en lo que significó este proyecto y no podemos estar más que agradecidas con la ENERC, con su Rector, Pablo Rovito; con la responsable de Relaciones Institucionales de la Escuela, Laura Keegan; con Miguel Cohan; con Carlos Abbate; con Laura Viviani; y con muchas otras personas de la institución que se vieron implicadas en “Moviement”.
Darnos la oportunidad de seguir filmando y continuar aprendiendo -habiendo ya egresado- y permitirnos realizar un intercambio con alumnos de otras escuelas de cine del mundo parece un lujo, pero en realidad es un derecho que la ENERC ha dado a sus alumnos y egresados. Es hermosa la sensación de que la escuela no nos suelta la mano y nos acompaña a lo largo de nuestro camino en el cine, ayudándonos en todo momento y aportando sus recursos para que podamos seguir formándonos. Sentimos orgullo de formar parte de la ENERC y una profunda alegría de saber que este tipo de experiencias surrealistas les seguirán pasando a muchos otros alumnos más.